Usted es el único responsable del uso que haga de estos bricos. Sea cuidadoso en la manipulación de su vehículo. Muchos de estos trabajos afectan a la seguridad. Si no sabe como hacerlo o tiene dudas NO LO HAGA.  Reclamar / Claim

Muchos de los trabajos aquí expuestos conllevan el manejo de materiales y residuos altamente contaminantes. Sea respetuoso con el Medio. Guarde los deshechos en recipientes adecuados y entréguelo en un punto limpio o de gestión de residuos. Bajo ningún concepto tire nada a los contenedores habituales de recogida de basura.


Cambiar silenciador de escape en casa (low cost) Peugeot 307

En el foro, compartió Jose Luis Soler Soler con todos una manera de cambiar el silenciador del escape de manera económica y muy bien explicada par poderla realizar, en el Peugeot 307. Puedes ver y comentar en el tema del foro.

Bueno pues al lío, es muy fácil de montar, por lo menos en el 307 SW, pues con que tengas un maletín con un juego de carraca (vasos de 13,16 y 17mm), una fija de 17mm, un martillito un gato y unos caballetes para izar el coche, ya te sobra.

Lo primero es levantar un poco el coche con el gato...

...luego para tener más espacio quité la rueda de repuesto, para lo cual levanté una tapa que hay en el piso del maletero y justo debajo de esta hay un tornillo que hay que aflojar para liberar la rueda de recambio. Usamos un vaso de 17mm con la carraca y bajamos la rueda.

Antes de quitar la rueda y a partir de ahora, nos ponemos guantes, pues hay mucha mugre.

Quitamos el cable de la rueda, para ello corremos la bola que hay en su punta hacia la parte ancha del agujero...

...y por seguridad también podemos usar el gato del coche a modo de refuerzo. Para ello abrimos la caja que contiene este y cojemos su gato.

Levantamos por el centro con el gato del coche y quitamos el gato de carretilla y ponemos los caballetes uno delante y el otro detrás y si tenemos algún tronco de árbol, pues lo ponemos también, porque la seguridad es lo primero y no queremos que nos caiga el coche encima. Bajamos un poco el coche y lo dejamos apoyado en los caballetes y cómo hay que levantar más ahora ponemos un taco de madera en el gato de carretilla y con mucho cuidado de que no se nos corra el taco volvemos a levantar y subimos los caballetes un punto más. Bajamos el coche hasta que apoye en los caballetes y dejamos tanto uno como el otro gato apoyados, pues la seguridad es lo más importante, pues si falla una cosa tenemos la otra.

Usamos un cartón en el suelo para no hacernos daño en las rodillas y para acostarnos luego bajo el coche.
Si tuviésemos un elevador como en los talleres, trabajaríamos más cómodos, pero es lo que hay.

Ahora aflojamos la rueda (tenemos el freno de mano puesto) y la quitamos...

y ya tenemos acceso al silenciador. Vemos que se ha roto por la soldadura, es lo que tienen los coches de gasolina, que como condensan agua por el escape, luego se acaba pudriendo.

 Ya puestos podemos aprovechar para ver como están las pastillas de freno.

Yo lo tenía atado con hilo, porque si no me iría tocando al suelo, aunque estas ataduras me han venido bién a la hora del desmontaje para que no se me cayera de golpe.

Cómo está completamente suelto por la soldadura no es necesario quitar la abrazadera ahora, la podemos quitar después, aunque yo la quité estando debajo del coche echando lubricante VD 40 y aflojando la tuerca de esta, pero repito que se puede quitar después.

Para sacar el silencioso tendremos que quitar los soportes aflojando y quitando sus tuercas. Soporte izquierdo...

...y soporte derecho.

Lo dejamos caer con cuidado.

Y voala, silencioso fuera.

Aunque yo me lo quería guardar para ver si lo podía soldar he visto que estaba todo roto por dentro debido a la oxidación y por lo tanto lo voy a tirar.

El nuevo no es exactamente igual, pues los hierros donde van los soportes de goma están un pelín más adelantados.

Para terminar de sacar la parte rota del silencioso de la abrazadera, tendremos que abrir esta, para lo cual introduciremos dos tuercas y las roscaremos de manera que vaya abriendo la brida hasta que se libere el trozo de tubo.

Ahora vamos a poner los soportes de goma en el silencioso nuevo...

...y acto seguido ponemos el silencioso por debajo, lo sujetamos un poco con hilo y vamos montando los soportes como estaban antes del desmontaje...

...y ha llegado el momento de montar la abrazadera, esta parte es la que más cuesta porque con un brazo hay que juntar el silencioso a la abrazadera y con el otro apretar, por eso si se tiene a otra persona que te ayude, pues mejor que mejor, pero si no, a sufrir un poco.

Se me salió el soporte derecho y  tuve que volver a sufrir para ponerlo , pues como ya dije antes este silencioso tiene los soportes un poco más adelantados, pero es compatible, menos mal. 

No nos olvidemos de cortar la cuerda y quitarla.

Luego sería montar la rueda y apretar esta (si se tiene dinamométrica mejor que a ojo, a 10 o 11 kg.m la apreté yo, aunque el manual dice que van a 9 kg.m)...,

 ...y bajar el coche de manera inversa a como lo hemos subido. Lo iremos bajando con el gato del coche después de retirar los dos caballetes, el tronco y el otro gato de carretilla, porque la seguridad es lo más importante.

Luego montar rueda de recambio  de modo inverso al desmontaje, recoger herramientas y listo.