Saltar al contenido
VOTA tu foto del mes de enero. Leer más... ×

  • Bienvenido a nuestra Comunidad

    Si quieres formar parte de nuestro foro y acceder a todas las funciones, regístrate o accede con tu cuenta de usuario.


  • REGALO GRATIS

    FOTO DEL MES

    ANUNCIOS CLASIFICADOS

  • [email protected] a [email protected] los [email protected] del Peugeot Rifter
    Nuevo Peugeot Rifter - 2018

    Gracias por elegirnos! Estamos encantados de teneros con nosotros.

Conéctate para seguir esto  
tiny

Mañana vuelvo con los chicos de coches a fondo

Mensajes recomendados

Sabado, sabadete, camisa limpia... y a Montmelo. Otro evento en el que estan involucrados los chicos de coches a fondo. Unas pruebas de coches eficientes y una pelotilla con 1.4 Turbo y 165 Cv.

¿Alguien va a las 10? Ya os contare.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios


3 veces llevo intentando colgar una crónica y se me ha perdido-borrado por mi culpa. A ver si tengo tiempo y lo hago en word y despues hago un copiar-pegar.

No le voy a hacer caso a Abel y me declaro en rebeldía.

Sólo un adelanto, nos llovió lo que no está escrito. El circuito de pruebas del RACC con agua desliza mucho mucho mucho. La pelotilla tiene un sonido adictivo y pide llevarlo muy arriba.

Y tuvimos una buena banda sonora.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

pues el punto, no hay mas posiblidades. Aparte, de que ese fin de semana iba a ir yo tambien a hacer el curso, pero me entere de que era en BCN y dije, que pereza. Ya me perdi el del Jarama por no llegar a tiempo en Octubre...

Pd. El abarth 500 esseesse tiene 160 Cv.... podria haber sido una opcion

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

Pues sí... pretendía ser un ironía pero como ya va de varias veces que se me malinterpreta, pues mejor no hacer más comentarios así.

Y hombre, el pelotilla siempre fue el Seat 600... ahora mismo lo más parecido que hay es el Abarth 500 que monta el 1.4 turbo en varias versiones: 135, y con el kit ESSEESSE 160.

Supongo que será ese.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios
Pues sí... pretendía ser un ironía pero como ya va de varias veces que se me malinterpreta, pues mejor no hacer más comentarios así.

Y hombre, el pelotilla siempre fue el Seat 600... ahora mismo lo más parecido que hay es el Abarth 500 que monta el 1.4 turbo en varias versiones: 135, y con el kit ESSEESSE 160.

Supongo que será ese.

Y el tributo ferrari con 185, pero eso es intocable en precio ( mas de 40.000 € )

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

1 semana después paso a detallar los hechos.

El día empezó complicado, pero con la ilusión de saber que íbamos a poder meternos en circuito después de tanto tiempo.

De camino al circuito, tuvimos momentos de "miedo", con la cantidad de agua que nos caía y la que evacuábamos o intentábamos evacuar. Llegamos bastante pronto, media hora antes de la hora fijada por la organización, Sportdrive con Andy Soucek a la cabeza y muy metido en el evento.

Al llegar y cruzar las puertas del circuito, nos subimos en un AR Giulietta cuadrifoglio, con 235 CV que nos llevó en menos de 1 minuto a la zona de los cursos del RACC. El coche apunta buenas maneras y a parte de la amplitud interior, el sonido adictivo, el motor a bajo y medio régimen, tiene mucho poderío (pensamos que nos habíamos equivocado y que teníamos que haber cogido el Giulietta para la prueba dinámica, pero ese cuadrifoglio no estaba entre los coches de la prueba).

Después de acreditarnos, esperar a que nos avisaran, y casi tomar un café, entramos en el recinto de la pista deslizante. Tras una breve explicación de lo que íbamos a realizar en esta primera parte de la prueba y separarnos en grupos, salimos al circuito para las pruebas de ABS, Control de tracción y de estabilidad.

Los coches que teníamos a disposición eran 1 Fiat 500, 1 Abarth 500 automático, 1 Delta (que se quedó en boxes) y 1 Giullieta. La prueba consistía en una frenada de emergencia y esquivo de obstáculo, para probar el ABS. Salida a fondo para probar el control de tracción y una enlazada de curvas para la prueba del control de estabilidad.

La prueba del ABS consistía en llegar a un punto de inicio de frenada a unos 30 por hora (según indicaciones de la organización), frenar al máximo y esquivar un obstáculo. Mi amigo y yo éramos los últimos en realizar la prueba y vimos que casi todos los asistentes cumplían a rajatabla las indicaciones y todos se quedaban parados antes de llegar al obstáculo. Justo antes de nosotros uno de los chicos de cochesafondo.com realizó la prueba y nos confirmó lo que pensábamos, que a 30 te quedas antes y a unos 40, llegas justito. Pues nada, nos metimos en el Abarth 500 automático (135 CV), intenté acomodarme, cosa bastante complicada para un tío de 1,83 cm y casi 110 kg y tener cierta holgura para realizar el ejercicio. Pulsé el 1 y aceleré, enseguida llegué a los 40 km que tenía previsto entrar y viendo que aquello parecía poco, le dí un poquito más llegando a los 45 y mientras los mantenía entré en la zona de frenada. Empecé a frenar y pensé que me había pasado, el coche no frenaba en aquella piscina y seguía lanzado contra la bala de paja que nos esperaba. Por suerte el coche estaba frenando y mientras giraba el volante a la izquierda, la bala de paja se quedaba a la derecha. Acto seguido volví a girar a la derecha para volver a mi teórico carril y detenerme por delante del obstáculo. Primera prueba superada.

La segunda parte empezaba girando a la izquierda 180º, donde debido al agua que estaba cayendo, no podíamos hacer mucho, por lo que a 15-20 por hora el coche no conseguía girar. Quise bajar la velocidad y metí un pisotón al freno, con lo que me salió un precioso trompo que me colocó en la posición deseada para realizar la prueba del control de tracción. Aprovechando el caballaje del coche y la libertad que teníamos y queriendo comprobar lo que habíamos visto de los anteriores probadores, que salían muy parados y enseguida cortaban gas, salimos a fondo, costó coger tracción, pero el control hizo su trabajo y salimos con mucha facilidad. Una prueba tonta, pero en la que nos pudimos desahogar.

La tercera parte consitía en enlazar 3 curvas para probar el control de estabilidad. Llegábamos con el impulso de la salida del control de tracción, frené un poco y me dispuse a tomar la curva a izquierda, el coche no entraba por las buenas en la curva y ya que iba haciendo un cambio de pesos, metí un zapatazo al freno y aprovechando la mini-cruzada del coche, haciendo contravolante solté freno y el coche entró relativamente justo mientras una luz en el cuadro se volvía loca. La segunda curva, a la derecha, fue más sencilla, medio asustado por la falta de agarre de la pista iba frenando, el coche empezó a no querer meterse en la curva y entró en acción el control de estabilidad metiendo el coche por si "solo" en la curva. La tercera curva venía después de una micro-recta donde tengo que reconocer que me flipé un poco y la curva a izquierda llegó demasiado pronto y por la velocidad que alcancé, entorno a 30 por hora, el cohe empezó a deslizarse en linea recta y no como yo quería girando a la izquierda. Iba frenando bastante fuerte y cuando el coche estuvo casi parado y muy cerca de los conos que señalizaban el exterior de la curva, le dió la gana girar.

De ahí hasta que frené y paré el coche en la zona de salida de la prueba, 100 metros después, la cosa fue muy tranquila, a 15 por hora ya no había peligro.

MORALEJA: Cuando la carretera es muy deslizante y está totalmente inundada y está cayendo agua como si no hubiera llovido desde hace meses, hay que ir con muuuuucha calma.

Hacemos un cambio de piloto y mi amigo acelera y entramos en la zona de frenada de la primera prueba a 50 km/h, a pesar de frenar como si fuéramos en un troncomóvil, prácticamente no bajábamos de velocidad, empezó a girar y el coche pasó a escasos centímetros del obstáculo. Me lo quedé mirando y le pregunté por la velocidad de entrada. El giro hacia la segunda prueba lo hizo muy tranquilo y yo pensando en lo justito que habíamos pasado.

La segunda prueba fue muy parecida a la mía y llegamos a la conclusión de que la gente cortaba gas cuando salían, ya que enseguida cogían tracción.

La primera curva de la tercera prueba, fue muy parecida a la mía, pero a él ya le empezaron a cantar por el walkie que fuera con calma. Llegamos rápido y entramos por los pelos realizando la misma maniobra. La segunda curva se complicó y a pesar de frenar y girar el coche no giraba, costó meterlo, pero al final giró. En la transición hacia la 3ª curva escuchamos por el walkie que bajáramos el ritmo, el aviso llegó tarde y la curva se nos atragantó y para salvar los conos y como medida desesperada, tiró de freno de mano y giró, tardó unos segundos pero giró.

Llegamos al final y la cara de felicidad por haber podido probar con total seguridad como reacciona un coche en semejantes circunstancias, nos hizo revivir momentos pasados en Can Padró.

Tras una breve charla a cubierto sobre lo que habíamos podido probar en circuito, nos vinieron a buscar para la prueba del coche que habíamos decidido probar.

Nos subimos en el impactante Abarth Punto Evo, el asiento (bueno, baquet), es duro, muy duro, que con el paso de los kilómetros podría resultar incómodo. Del interior poco puedo contar, no teníamos tiempo para mirar, lo único que llamaba mucho la atención era la protuberancia en mitad del salpicadero con la pantallita del GPS. Giré la llave y el motor empezó a sonar y el sonido del escape hizo que se nos dibujara una sonrisa en la cara mientras nos mirábamos. Aquel sonido era mágico, unos golpes de gas y volvimos a mirarnos con ganas de salir y pisar el acelerador sin contemplaciones.

Pero un pequeño detalle se nos escapaba, uno de los monitores se subía en nuestro coche. Tras los saludos y minipresentaciones y gracias a la curiosidad de nuestro amigo, descubrimos que la persona que llevábamos como "controlador" era Albert Costa, piloto del equipo Epsilon Euskadi de las World Series.

En estas estábamos que ya nos habíamos puesto en marcha y yo iba medio escuchando la conversación entre Albert y mi amigo mientras iba disfrutando de las sensaciones y el sonido del Punto. El coche es adictivo y llevarlo a más de 4000 vueltas es una delicia. Durante unos cuantos kilómetros, no pudimos disfrutar del coche, salvo un par de aceleraciones en segunda desde unas 2500 rpm, donde ya empujaba con cierta decisión y cuando llegaba a los alrededores de las 3500 te catapultaba cambiando incluso el sonido del escape.

Cuando tuvimos vía libre pusimos en apuros a los 2 pobres Abarth 500 que llevábamos con nosotros y que formaban el resto de nuestro grupo. Albert nos llevó por una carreterita no muy ancha y en la que nos íbamos jugando los puntos, aunque en ningún momento se puso en riesgo a nadie. Era una delicia acelerar y frenar. Las curvas las tomaba como si fueramos sobre raíles. Únicamente hay que destacar un pero, el coche corta a las 6500 vueltas, pero el motor deja de empujar a las 6000 produciéndose un frenazo brusco y dejando de empujar. Observando las características del coche, la potencia máxima se produce a las 5500, a pesar de que la zona roja empieza después de las 6000.

No soy capaz de transmitir totalmente las sensaciones al volante, pero imagino que deben de ser comparables, a menor escala eso sí, a un Clio Sport.

Hicimos el cambio de "piloto" y mi amigo se encargó de sacarle todavía más provecho al coche, ya se lo había dejado calentito para su disfrute. Me pongo en la parte trasera con alguna dificultad para entrar ya que el castigo que lleva mi espalda no me deja doblarme en exceso (cuanto tiempo sin montarme en un 3 puertas). Lo primero al sentarme, observo que es un 4 plazas en una banqueta dura recubierta por una mezcla de piel y tela perforada. Recoje muy bien el cuerpo, pero como me imaginaba con el paso del tiempo empieza a no resultar cómodo.

Salimos tranquilos los primeros metros mientras le tomaba las "medidas" al coche, y al salir de la primera rotonda, empezó la acción, el tubo de escape que al volante sonaba adictivo, detrás sonaba atronador y empezamos a coger velocidad tal y como esperaba. Cojo el móvil, preparo la opción del video y me pongo a grabar. Segunda a fondo, tercera y cortó (más de 120 km/h, ya dije que nos jugamos los puntos, lo siento) ya que empezabamos a ir demasiado rápido. La sensación de poderío y aceleración, era la misma que al volante, pero el ruido que se escuchaba detrás empezaba a no ser agradable. El tubo de escape empezaba a molestar y desde el maletero entraba un ruido muy molesto que no hacía nada agradable ir sentado allí. El ruido aerodinámico y de los neumáticos en el asfalto es demasiado elevado y no me quiero imaginar en un trayecto de más de 1 hora.

A pesar de esto, el disfrute dentro es increíble, y cada vez que pasamos de las 4000 rpm la sonrisa aparece en nuestra cara.

Conclusión, perfecta pelotilla para hacer curvas y disfrutar de una conducción con el cuchillo entre los dientes, y perfectamente usable en el día a día en trayectos cortos, pero incompatible con la comodidad en un trayecto largo.

No tengo fotos y el video que pude realizar, no es digno de verse por 2 motivos, el primero es el de la velocidad alcanzada durante la prueba, no pretendo dar ejemplo de las velocidades "absurdas" a las que circulamos y el segundo es que no se logra apreciar ni el sonido ni la sensación de fuerza, lo único que podemos ver es la fuerza en el paso de 2ª a 3ª.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

Creo que ya he acabado de pasar mis ideas a texto.

Espero haber transmitido las sensaciones vividas y animaros a que si tenéis la oportunidad de participar en este tipo de eventos o cualquier curso de conducción, ni os lo penséis.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios
Conéctate para seguir esto  

  • Nuestra selección

    • Tablet como pantalla multimedia
      Tengo el coche desde el 2004 y hace muchos años instale un carputer ( mini pc más pantalla táctil) en el lugar donde va el rd4,este le puse arriba del salpicadero con un adaptador original para no perder ninguna función 
      Pero hace 2 años quite todo el ordenador y le puse una tablet Samsung de 7 pulgadas que entraba perfecto tras el marco original del rt3 y decirnos que una gozada y barato 
      Ya subiré más fotos pero es un brico sencillo y barato 
      Toda la tablet la maneja una aplicación (tasker)que enciende la tablet ,arranca programas ,los quita etc ,cuando detecta el giro de la llave 
      Di queréis ya subiré más fotos que tengo guardadas del proceso 
      • 15 respuestas
    • Motores BlueHDi y Puretech
      Hola compañeros... Hace tiempo que no entraba...
      Una pregunta para los que tienen BlueHDi 160-180cv notáis que el coche empuja poco? Es decir que es muy lineal... Yo en el 3008 BlueHDi 180cv noto que empuja como un demonio... Luego veo que este declaran en Autopista 170cv reales... Qué raro... Notáis suficiente par? Gracias 
      • 12 respuestas
    • Pregunta tonta: ¿dónde va la antena?
      Buenos días, sé que es una pregunta con poca trascendencia en general... pero, ¿dónde va la antena de radio?
       
      • 17 respuestas
    • Espejo cortesia en parasol (instalación)
      Lo primero, el link donde lo he comprado.
      https://amzn.to/2RHAZwh
       
      Y ahora os cuento, tras leer a alguien decir que la Traveller lleva espejo de cortesia, quizas en un futuro lo instale, de momento, he encontrado esta solución mucho más economica.
       
      Lo pedí el día 4, y me ha llegado hoy 11, aúnque ponia que seria a partir del 25.
       
      Como veis, tan sencillo como quitar el pastico rojo, posicionar y apretar un poco. Una vez instalado, quitar el plastiquito protector, y ale, a maquillarse la señora.
       
      Y todo por seis euros.
       
      Saludos
       
      Edito: Opino que es muy cutre, por cualquier marca de coche no poner en ese parasol un espejo.  Que a mi me ha costado 5'99, puesto en casa.  Que le puede costar a la marca de coches ponerlo? ¿dos euros (siendo caros)?  Este tipo de cutreces nunca las entendere.
       
       
      • 3 respuestas
    • Primeras impresiones Nuevo peugeot 508
      Bueno, no sabía muy bien en qué hilo poner las primeras impresiones, tras los poco más de primeros 300 km con el coche, en diferentes ámbitos; primero autovía, después carretera secundaria serpenteante, y por último algo de ciudad (incluso primer atasco en autovía). 
      El motor, el 163 cv BlueHdi 2.0.
      Lo primero, la postura de conducción, reglajes del asiento, a la primera. Solo retoque los lumbares en cuanto cogí autovía, y ya está. No toque ni el volante. Lo cual creo que acerté, porque ni me tapa el iCockpit ni me toca las piernas ni nada de lo que tanto temía. 
      La pierna tampoco siento que me moleste al apoyarla en la consola central. Y me he sentido muy cómodo con el coche desde el minuto uno. No me siento un intruso, sino más bien como si me lo hubiesen hecho a medida. 
      La conducción... bueno, con ese motor creo que voy más que sobrado. No creo que notara la diferencia con el de 180 cv, que reales creo que son 177, tan solo 14 más que este. La rodadura no se oye tanto como pensaba que se escucharía, y el motor se oye menos aún que la rodadura. No soy un exquisito, la verdad, pero creo que el comfort en marcha es muy bueno. Los asientos, lo que quería, no sentirlos, es decir, ni acordarme que voy sentado. Falta ver tras un viaje de 600-700km en un día. Pero no creo que vayan a ser un problema. Me encantan. 
      Y bueno, el aplome del coche, el paso en curvas, creo que es total. Creo que ya se debe de ir muy por encima de la velocidad legal, para empezar a notar algo raro. Una pasada al maniobrar, y el ángulo de giro de las ruedas al girar. 
      El volante, al minuto, te has olvidado que "no es de los normales de toda la vida". 
      El .......
      • 10 respuestas
×