Peugeot: sus prestaciones y el CO2

El grupo PSA es dueño de las marcas Peugeot y Citröen, ambas especializadas en la fabricación de vehículos pequeños y medianos. Sin embargo, como todos los fabricantes, no pueden evitar desarrollar modelos deportivos, que emiten un 25% de CO2 más que otros vehículos de la misma categoría. Y así esperan dar un empujoncito a su imagen…

El dueño de PSA, Christian Streiff, lidera la Asociación de Fabricantes Europeos de Automóviles (ACEA), que encabeza la protesta contra el proyecto de reglamentación europea que pretende mejorar la eficiencia de los vehículos para luchar contra el cambio climático.

Durante los últimos años, la ACEA se ha dedicado a proteger los intereses de los fabricantes alemanes, a pedir tratos de favor para los fabricantes de vehículos pesados, a retrasar la legislación europea y a defender un sistema de penalización débil para los fabricantes que no cumplan las normas.

¡Qué incoherente! Por un lado, Christian Streiff se esfuerza en reducir la futura reglamentación europea a su mínima expresión; y por el otro, Peugeot y Citröen se enorgullecen de fabricar automóviles respetuosos con el medio ambiente. Las marcas han desarrollado incluso etiquetas: para poder recibir la calificación “Airdream” (Citröen) o la “Blue Lion” (Peugeot), el automóvil debe emitir menos de 130 g/km, o estar equipado con la tecnología “stop and start”, sistema que apaga el motor y lo vuelve a encender automáticamente cuando el vehículo se detiene en un semáforo en rojo, o durante un atasco. PSA también obliga a que sus vehículos estén fabricados en un 95% por materiales reciclables. De este modo, el grupo demuestra que tiene presentes las nuevas tecnologías. ¿Pero para qué tomar medidas solamente con algunos modelos, en lugar de aplicar una política de reducción de emisiones de CO2 en toda su producción?


Resultados de 2006
Emisiones medias de CO2: 142g/km
Tasa de emisiones de carbono: 11,96% *
Tasa de mercado en Europa: 13,44% (1.929.000 vehículos)

 

*cálculo basado en el supuesto de que todos los automóviles recorren la misma distancia cada año y sobre la totalidad de las emisiones de gases de efecto invernadero de los coches en Europa. 

 

Fuente: Greenpeace.

Etiquetas: Noticias,