Nuevo motor 1.6 HDI 92 cv para el 207 y 308

Peugeot sigue presentando nuevas motorizaciones. En pocos días hemos recibido numerosas novedades de nuevos motores Peugeot. Es este caso hablamos de un 1.6 HDi de 92 cv para el 207 y el 308.

La llegada del año 2015 marcará para las automotrices un punto de quiebre respecto a las tecnologías que deberán ofrecer en sus vehículos. Para aquel año ya estará vigente la norma Euro 6 y entonces todos los coches que salgan al mercado deberán presentar un nivel de emisiones de 80mg/Km, lo que representa más del 50 por ciento respecto a la norma Euro 5, la cual establece ya se encuentra en vigencia y establece un nivel de contaminación de 180mg/Km.

Con este condicionamiento en puerta todas las compañías se esfuerzan para llegar en las mejores condiciones y ofrecer hoy en día una tecnología que refuerza su estrategia de marca comprometida con el medio ambiente. Así lo hace también Peugeot, quien en el día de ayer presentó su nuevo propulsor 1.6 l HDi FAP de 92 CV que se suma al recientemente presentado 1.6 l HDi FAP de 112 CV. Estas nuevas motorizaciones Euro 5 son el fruto de un programa global de desarrollo del Grupo PSA Peugeot - Citroën que ha invertido más de 4.500 millones de euros en casi 4 años.

Estos nuevos HDi FAP se han desarrollado para responder de manera eficaz a las nuevas normas Euro 5. Además, se aprovecha para mejorar sus prestaciones tanto en suavidad de respuesta como en capacidad de aceleración así como en términos de confort acústico optimizando al mismo tiempo consumo y emisiones de CO2 (la rebaja es del orden de 5 g/km en relación a las versiones precedentes). El reto era resolver esta ecuación sin repercutir en el precio de estos motores que son clave en la gama Peugeot.

Además, gracias a su nuevo contenido tecnológico, estos 4 cilindros de 1.560 cm3 pueden permitirse mantener sus culatas de sólo 8 válvulas aumentando tanto el agrado de uso como sus prestaciones medioambientales. Para el 1.6 l HDi FAP 82 kW (112 CV), el par máximo a 1.750 rpm pasa de 240 a 270 Nm (+ 12,5 %) mientras que el overboost aumenta de 260 a 285 Nm. Su potencia máxima alcanza los 82 kW (112 CV) a 3.600 rpm (contra 80 kW a 4.000 rpm).

El 1.6 l HDi FAP 68 kW (92 CV) consigue, por su parte, un par máximo de 230 Nm (contra 215 Nm para el bloque anterior) a 1.750 rpm con una potencia máxima de 68 kW (en lugar de 66 kW) a 4.000 rpm.

Este rendimiento ha sido conseguido por la casa francesa gracias a la utilización de nuevas tecnologías y a la implementación de un 50% de piezas nuevas o modificadas respecto a las versiones anteriores.

De esta manera, y al igual que en los nuevos V6 3.0 l HDi FAP y 2.0 l HDi FAP Euro 5 lanzados en 2009, se aplica la tecnología ECCS con sus mismas ventajas. Este sistema de cámara de combustión de nueva generación facilita:

- una relación de compresión inferior (16,0) en beneficio de las prestaciones y de la reducción de las emisiones (entre ellas los NOx);

- un aumento del diámetro de la cámara (+ 10 %), lo que contribuye a disminuir la cantidad de carburante que no se quema completamente al existir una menor cantidad del mismo en contacto con los tabiques de la cámara;

- una disminución del SWIRL (movimiento en torbellino del aire dentro de la cámara de combustión) de cerca del 10 %, para limitar las pérdidas térmicas contra los tabiques.

Este sistema está asociado a un nuevo « common rail » cuya presión de inyección alcanza ahora respectivamente 1.650 y 1.700 bar para los 1.6 l HDi FAP de 82 y 68 kW, así como a nuevos inyectores de siete agujeros (en lugar de los seis de los anteriores), piezoeléctricos para el 1.6 l HDi FAP 82 kW, y de selenoide para el 1.6 l HDi FAP 68 kW.

Las centralitas de control del motor también se han reprogramado para permitir a ambos bloques esquemas de inyección más completos (hasta cinco inyecciones por ciclo), una mejora de la calidad de funcionamiento o un mejor diagnóstico durante las intervenciones de post-venta.

Todo ello contribuye a homogeneizar la mezcla aire/gasóleo para mejorar las prestaciones, rebajar el consumo de combustible, reducir las emisiones contaminantes en origen y proporcionar una combustión más silenciosa.

Fuente: motor.es

Etiquetas: Noticias,