Primeras impresiones Peugeot 508, por los usuarios del Club Peugeot España (I)

Nuestros usuarios han probado el 508, y estas son las primeras impresiones.

Puedes  seguir este tema en el foro.

Después de las presentaciones y de unas breves explicaciones del coche en cuestión por parte de los organizadores, nos encaminamos a los coches. Éramos 4 personas, así que nos dividimos entre los 2 coches de los que disponíamos.

Los coches en cuestión montaban un HDi 140 CV convencional y acabado active (creo recordar) con navegador como equipamiento reseñable y un HDi 112 allure (creo recordar) equipado con el sistema Start &Stop.

Estéticamente, el coche me ha gustado, las fotos no le hacen justicia. La linea cromada del maletero no desentona, como podría parecer por las fotos. Algo que me ha sorprendido es la apertura del maletero, se realiza a través del 0 del 508.


El coche es más largo que un 407, y por lo que han comentado los 2 comerciales que esa longitud de más se la han añadido prácticamente al habitáculo. Realmente, en el coche cabe una persona de 1,83 en el asiento trasero mientras el asiento del conductor está en una de las posiciones más retrasadas. Donde lo veo justito es en la anchura a la altura de los hombros, dudo que quepan 3 personas adultas cómodamente o 2 personas adultas y una silla de niño. El maletero es muy largo, poco profundo y con una entrada muy reducida por el diseño de los pilotos traseros y la forma de la puerta del maletero.


El recorrido propuesto constaba de varios tramos muy diferentes, yo contaba con la ventaja de conocérmelo demasiado bien (vivo, trabajo y he rodado mucho por la zona). Un primer tramo de ciudad para salir de Sant Boi dirección Sant Climent donde para llegar teníamos que hacer unos 5-6 km de subida y bajada en una zona de curvas. De Sant Climent a Viladecans (primer cambio de conductor) es una carretera de 2 km tranquila. Atravesamos Viladecans (en nuestro caso, hora punta) y nos dirigimos hacia la C-32 donde gracias a que nos han librado del límite de 80, podemos "exprimir" el coche hasta los 120. Salimos de la C-32 en Castelldefels y nos dirigimos a la playa, lástima que el día no acompañó y la foto fue lloviznando. El recorrido de la vuelta lo variamos un poco sobre la marcha y a petición de los "probadores", todo esto sin malas caras de los comerciales que nos acompañaban y nos guiaban. La vuelta al final la realizamos por la C-31 hasta Viladecans y volvimos por Sant Climent a Sant Boi.

En mi caso, inicié la prueba con el 1.6 CMP. Nada más sentarme, me encuentro con que toda la zona del cambio queda muy alta, justo a la altura del codo. La palanca de cambio tiene 4 posiciones, R-N-A-Secuencial y justo al lado un botoncito S donde pasamos de tener un cambio donde no subimos más allá de las 2000 rpm y un deslizamiento excesivo además de notar una lentitud excesiva en los cambios y unos tirones que resultan desagradables (por lo menos a mí, que no estoy acostumbrado a este tipo de cambio), a tener un cambio que te permite ciertas alegrías, rapidez y unos cambios de marcha más rápidos y sin los tirones desagradables.

La marcha por ciudad ha resultado cómoda y silenciosa, el 1.6 contaba con el sistema Start&Stop y resulta curioso ver como cuando paras en un semáforo, un Stop, rotonda, etc, el coche se apaga cuando pisas el freno. Y automáticamente arranca el motor cuando sueltas el freno, sin acelerar. Por lo que nos contaron, este motor a diferencia del resto de marcas que equipan este sistema de paro y arranque, no usa el motor de arranque y la batería para realizar el arranque, lo realiza mediante el alternador que es el encargado de acumular la energía. En este primer tramo y hasta que me he decidido a activar la S, empezaba a cansarme de que justo cuando iba a sentir los 112 Cv, subíamos de marcha. Solamente tener 500 rpm de uso, ya que el coche empezaba a arrancar una vez pasas de las 1500 rpm y realiza el cambio a las 2000. Por circusntancias del tráfico no he podido hundir el pie y ver si permitía subir un poquito más de vueltas.

Al salir de Sant Boi y dirigirnos hacia Sant Climent, me ha animado el comercial a que provara el cambio en posición S. Y menos mal que me ha animado, el coche cambia de comportamiento y empezamos a notar los caballos. Al conocerme la carretera demasiado bien, me he permitido una alegría, y he hecho la subida con un ritmo bastante alegre, con total libertad por parte del comercial. Para ir 4 en el coche, los 112 Cv mueven el vehículo con relativa facilidad, y me ha sorprendido, la verdad. En el momento que se han ido los 2 vehículos que tenía delante, he pisado a fondo y el coche ha empezado a subir marchas llegando al corte sin ningún tipo de problema. Justo cuando íbamos a empezar la bajada, el comercial me ha pedido un poco de cuidado, así que he bajado el ritmo. Al coche se le ve con mucho aplomo como ya comentaré más adelante.

Una vez llegados a Viladecans, hemos hecho el cambio de conductor y he podido sentir las sensaciones en la parte trasera. La suspensión es más duras, pasando de ser una absorción cómoda de irregularidades a sentirlas en el culo como en cualquier VAG. El empuje para incorporarnos a la C-32 ha sido mayor del que me esperaba y la facilidad con que llega a los 120, haría pensar que el coche tiene más de los 112 CV que declara. No he caído en resetear los contadores por lo que no he podido comprobar algo de lo que presumen en Peugeot, el consumo bajo.

Algo que si que me ha sorprendido es el poco ruido del motor y la ausencia total de vibraciones dentro del habitáculo.

Al llegar a Castelldefels, hemos hecho un cambio de vehículos, dejando el 1.6 a los que conducían el 2.0 y pasando nosotros a conducir este último.

La primera diferencia que me he encontrado es que a diferencia del CMP, es que el manual tiene un freno de mano eléctrico y el CMP manual y por acabado tiene la visera donde vas viendo la velocidad a la que circulas. Me ha sorprendido que para regular la inclinación de esta visera, tienes una pequeña guantera en la zona izquierda del salpicadero que además tiene el botón de desconexión del ESP.

En mi caso, tengo como referencia mi coche y no me ha sorprendido el funcionamiento del motor, pero si que he visto que éste empuja mejor desde bajas vueltas y tiene algo más de patada. Se nota la diferencia de caballos con respecto al 112, pero perdemos lo silencioso del 1.6 y ganamos un poquito más de consumo. En un par de rotondas de este tramo, me decidí a comprobar si insinuaba el sobreviraje, cosa que no lo hace, con 4 personas en el coche y sin forzar en exceso, es complicado, pero no hizo ningún tipo de amago, por lo que supongo que será bastante estable.

El compañero que había llevado el 1.6 conmigo, no quiso probar el manual, por lo que la vuelta me la hice entera. La subida con curvas, fue animosa, aunque cortada porque iba de 2º coche y enseguida me comía al de delante.

Aquí ya notamos que los 140 Cv están ahí, y ya desde 1500 rpm empuja con ciertas ganas y a partir de las 2000 tiene una cierta patada que nos podría recordar a la de los 1.9 de VAG.Pero a diferencia de estos, la entrega de potencia es muy lineal, manteniendo el empuje casi constante hasta las 4000 rpm. El sonido del motor (ruido) no es molesto, pero si que suena más que mi HDI y tambien vibra más.

La palanca de cambios la he notado excesivamente alejada del conductor, y por la posición de toda esta zona, la palanca iba situada muy alta y con mucho mástil.

Los frenos cumplen su cometido correctamente, desconozco si en un uso deportivo tendremos problemas. Nos han comentado que existe una versión deportiva, denominada GT, que cuenta con una suspensión diferente a todo el resto de la gama. Hubiera sido interesante probar este acabado con un motor gordote.

 

Autor: tiny.

Etiquetas: Noticias,