Cambio en el manual de procedimiento de inspección de las estaciones I.T.V

A partir del día 1 de noviembre del año 2016, tener encendido el testigo de avería motor, supone el no poder realizar la prueba de gases, esto se traduce a un defecto grave y ser rechazado en la inspección.

Se comentó en el foro a que a raíz de haber anulado válvula EGR, activando el indicador luminoso, el miembro del foro @PAJARO le advirtieron que ha cambiado la normativa, y que con una luz en el cuadro de mandos no se hace la prueba de gases y por consiguiente  ponen desfavorable la ITV.

Con la información obtenida www.itvcitaprevia.es, informamos que a partir del 1 de noviembre, el indicador MIL (testigo motor) deberá permanecer apagado para poder hacer la prueba de gases. En caso contrario: defecto grave (inspección desfavorable): condiciones inadecuadas para el ensayo de la prueba de emisiones.

Con esto, queremos advertir que aunque tomemos con normalidad que se encienda de amanera continua o que se quede fija, algo que no debería de ser normal ya que provoca inseguridad incluso cuando el motor no da ningún problema, deberemos acudir a pasar la inspección técnica sin ella iluminada porque se considera defecto grave y rechazo, por lo que debemos volver al pasar el trámite después de haber solucionado ese problema.

Podemos consultar el manual de procedimiento de inspecciones de estaciones ITV donde se recogen todos los varemos y elementos a analizar cuando nos disponemos a pasar ese trámite.

Este testigo indica que existe o ha existido, una avería o error en algún componente del sistema de alimentación, inyección, combustión… en ocasiones se conecta, debido a manipulaciones que hemos realizado en nuestro vehículo (por ejemplo anular la ERG) que hasta conseguía pasar inadvertido en las revisiones.

Con estos cambios nos vamos adentrando a la nueva normativa europea que obligará a todos los centros nuevos métodos de control de los diferentes elementos electrónicos del coche, incluido el control de emisiones OBD (On Board Diagnostic – Diagnóstico a bordo), con el fin de disminuir los niveles de emisiones producidos por los vehículos a motor. 

Con estas novedades que comenzarán el mayo del año 2017, las ITV podrán acceder a las centralitas de los coches para controlar de manera exhaustiva, cualquier fallo que pueda tener el vehículo, aunque aún no están definidos los componentes electrónicos que se revisarán, teniendo  todas las ITV de España que incrementar en sus pruebas de inspección con nuevos métodos de control de emisiones y electrónica del coche a partir de mayo del 2018 para aplicar la nueva normativa europea. (Fuente de la noticia)