El color del anticongelante en Peugeot

Tratábamos en el foro un tema sobre el color de anticongelante de Peugeot, que en origen es azul aunque cualquier otro color no es original,pero igualmente valido siempre que no se mezclen. A lo que añadió, el colaborador @jjcf, un excelente resumen sobre las características  e información sobre el anticongelante en el Peugeot que puedes ver y comentar en el foro.

El color del anticongelante no indica, de por sí, unas cualidades determinadas, ni influye en sus propiedades o rendimiento. Simplemente permite identificar rápidamente el líquido si existiese una fuga, cosa que no es nada habitual, pero que si sucede conviene detectar a tiempo.

El líquido refrigerante es de vital importancia para el correcto funcionamiento de nuestro coche. Es muy común llamarlo indistintamente anticongelante, o refrigerante, a pesar de que son dos conceptos en apariencia muy diferentes. El anticongelante no es más que una propiedad del líquido refrigerante, y cumple una función de gran importancia en el coche, como es asegurar que el refrigerante circule por todo su circuito sin trabas.

La misión del refrigerante es absorber el exceso de calor del motor, de forma que se mantenga en su temperatura ideal, que son unos 90 ºC. Además este refrigerante debe funcionar correctamente en el rango de temperaturas de uso del coche, o lo que es lo mismo, debe funcionar en nuestra región por mucho calor o frío que haga. Todos estos requisitos van a definir exactamente cómo es el líquido refrigerante, y por qué, además, es tan importante su característica anticongelante.

Esto es lo que tiene el anticongelante

Concentración de glicoles, expresado en el porcentaje del peso del total.

Su densidad (gr / cm2, que es otra pista acerca de la concentración del refrigerante.

El pH, que nos indica la capacidad de corrosión del líquido sobre los metales con los que estará en contacto.

Cantidad de inhibidores alcalinos presentes en la mezcla.

Dato de temperatura: punto de congelación en ºC.

Corrosión a los metales, o lo que es lo mismo, la capacidad agresiva del líquido sobre esos metales. Los valores máximos aceptados son de +/- 0,4 mgr/cm2 para todos los metales, salvo la soldadura, que es 0,6 mgr/cm2 .

Tiempo que tarda en desaparecer la espuma formada, que debe ser menor de 5 segundos y tener un volumen máximo de 50 ml.

Cenizas, que la cantidad máxima de residuos, expresado en porcentaje.

Manchado de pinturas: si mancha, o no.

Contenido en cloruros.

Ataque al caucho: si, o no (no debería).

Estabilidad al almacenamiento, o tiempo máximo recomendado de almacenamiento, y sus condiciones: mínimo 1 año en el envase original entre –18 ºC y +50ºC.

En cristiano, le pedimos a un buen refrigerante que tenga:

Buena capacidad calorífica (la mejor posible).

Baja temperatura de congelación, algo que supone que no aumente el volumen del líquido, con el consiguiente riesgo de que alguna parte del circuito se raje o se deteriore. El circuito suele tener mecanismos que ayudan a mitigar esos efectos.

Alta temperatura de ebullición, evidentemente, bastante más alta que la temperatura de funcionamiento del motor, y posiblemente más alta que la temperatura máxima de funcionamiento del motor antes de su “desintegración”.

Propiedades correctas anticorrosivas, y anti-incrustantes. Eso supone que haya menos cantidad de depósitos sólidos, así como de depósitos de calcio y / o magnesio.

Buenas propiedades del líquido en sí, en cuanto a su dinámica: que no se produzcan espumas, o que no persistan demasiado tiempo; que tenga una viscosidad baja, para poder fluir con menor resistencia

:-)