Conducción eficiente

La "conducción eficiente" es un nuevo modo de conducirel vehículo que tiene como objeto lograr

● Un bajo consumo de carburante

● Una reducción de la contaminación ambiental

● Un mayor confort de conducción

● Una disminución de riesgos en la carretera


Respecto a los modos convencionales de conducción, esta "nueva conducción" se rige por una serie de reglas sencillas y eficaces, que tratan de aprovechar las posibilidades que ofre- cen las tecnologías de los motores de los coches actuales.


En España, en el sector del transporte se quema más del 60% de todo el petróleo consumido en nuestro país. De la totalidad de la energía consumida en dicho sector, el tráfi- co rodado consume cerca de un 80%.


El vehículo automóvil consume un 15% de la energía total consumida en nuestro país.
El 40% de las emisiones totales de CO2 originadas por el consumo de energía proviene del transporte por carretera.

De la relevancia de estas cifras surge la necesidad de plan- tearse la utilización del vehículo automóvil de una forma más eficiente y racional.

A lo largo de los últimos 20 años, el consumo de carburan- te de los coches nuevos ha ido disminuyendo progresiva- mente por la implantación de nuevas tecnologías, pero esto no es suficiente. La actitud del conductor y su estilo de conducción son también decisivos a la hora de reducir el consumo global de carburantes.


Este manual tiene como objetivo, por una parte, aportar de forma sencilla y clara los conceptos asociados con el con- sumo de carburante para motivar al conductor, y, por otra, definir las técnicas de "conducción eficiente" a aplicar por el conductor en su conducción diaria.


Como todo proceso de aprendizaje de habilidades, la expe- riencia es necesaria para alcanzar los objetivos deseados. Por ello, este Manual sólo es el inicio de algo que después el conductor deberá ir asimilando con su práctica diaria.

Las principales ventajas del nuevo estilo de "conducción eficiente" son:

1. Para el propio conductor:
● Mejora del confort de conducción y disminución de la tensión
● Reducción del riesgo y gravedad de los accidentes

2. Para el Parque Móvil:
● Ahorro económico de combustible
● Menores costes de mantenimiento (frenos, embra- gue, caja de cambios, neumáticos y motor)

3. Globalmente:

● Reducción de contaminación urbana que mejora la calidad del aire respirado
● Reducción de emisiones de CO2 y con ello mejora de los problemas del calentamiento de la atmósfera, ayudando a que se cumplan los acuerdos internacio- nales en esta materia
● Ahorro de energía a escala nacional que incide en balanza de pagos y reducción de dependencia ener- gética exterior

 

Esta información está extraida del manual elaborado por el idae relativo a conducción eficiente.

Descargar manual de conducción eficiente.

10 CLAVES PARA LA CONDUCCIÓN EFICIENTE.

 

  1. Arranque y puesta en marcha
    • Arrancar el motor sin pisar el aceledor.
    • En los motores de gasolina, iniciar la marcha inmediatamente después del arranque.
    • En los motores diesel, esperar unos segundos antes de comenzar la marcha.

     

  2. Primera marcha
    • Usarla para el inicio de la marcha; cambiar a la a 2ª a los segundos o 6 metros aproximadamente.

     

  3. Aceleración y cambio de marchas

    Según las revoluciones:

     

    • En los motores de gasolina; entre las 2.000 y 2.500 r/min
    • En los motores diesel; entre las 1.500 y 2.000 r/min

    Según la velocidad:

     

    • A 2ª marcha: a los 2 segundos o 6 m
    • A 3ª marcha: a partir de unos 30 km/h
    • A 4ª marcha: a partir de unos 40 km/h
    • A 5ª marcha: por encima de unos 50 km/h

    Acelera tras la realización del cambio.

     

  4. Utilización de las marchas
      • Circular lo más posible en las marchas más largas y a bajas revoluciones.
      • Es preferible circular en marchas largas con el acelerador pisado en mayor medida que en marchas cortas con el acelerador menos pisado.
      • En ciudad, siempre que sea posible, utilizar la 4ª y 5ª marcha.

     

  5. Velocidad de circulación
      • Mantenerla lo más uniforme posible; buscar fluidez en la circulación, evitando frenazos, aceleraciones y cambios de marchas innecesarios.

     

  6. Deceleración
      • Levantar el pie del acelerador y dejar rodar el vehículo con la marcha engranada en ese instante.
      • Frenar de forma suave con el pedal del freno.
      • Reducir de marcha lo más posible, con especial atención en las bajadas.

     

  7. Detención
      • Siempre que la velocidad y el espacio lo permitan, detener el coche sin reducir previamente la marcha.

     

  8. Paradas
      • En paradas prolongadas (por encima de 60 segundos) es recomendable apagar el motor.

     

  9. Anticipación y previsión
      • CoNducir siempre con una adecuada distancia de seguridad y un amplio campo de visión que permita ver 2 ó 3 vehículos por delante.
      • En el momento en que se detecte un obstáculo o una reducción de la velocidad de circulación en la vía, levantar del acelerador para anticipar las siguientes maniobras.

     

  10. Seguridad
    • En la mayoría de las situaciones, aplicar las reglas de la conducción eficiente contribuye al aumento de la seguridad vial.
    • Pero obviamente existen circunstancias que requieren acciones específicas distintas, para que la seguridad no se vea afectada.