Diagnóstico combustión mediante análisis bujías.

El estado de las bujías nos puede orientar en cuanto a una combuistión irregulkar en nuestro vehículo.


Carbonización Húmeda Cuando  la  bujía presenta  una  apariencia  oscura brillante, se tienen problemas  de paso de aceite, el cual afecta el  funcionamiento de  la  bujía ya que el  aceite  impide  el  paso  de  la  chispa  entre  los electrodos  de  la bujía causando dificultades en el arranque.


 

 

Causas de la carbonización:

  • Contrapresión del carter

  • Válvula PCV obstruída

  • Junta de la cabeza deteriorada

  • Guías o sellos de válvula deteriorados

  • Anillos desgastados

Carbonización Seca A medida que se acumula el carbón en la punta de encendido,  en  el  aislador  ocurrirán fugas de alto voltaje dando lugar a fallos de encendido, causando dificultades en el arranque y la marcha.

 

 

 

Causas de la carbonización:

  • Mezcla aire/combustible muy rica

  • Ajuste incorrecto del carburador, estrangulador

  • Sistema de inyección de combustible defectuoso

  • Marcha en vacío prolongada

  • Bujía demasiado fría (cer rango térmico)

Sobrecalentamiento
La   superficie  del   aislador   en   la   punta  de  encendido  tiene  una  coloración  blanca  con  sedimentos moteados.
Cuando la temperatura  de  la  bujía  excede los 870°C, la punta de encendido actúa como fuente de calor encendiendo   la   mezcla  antes   que   la   chispa,   ocasionando   así   una  combustión  anormal  dañando ocasionalmente al motor.

 

 

 

Causas del sobrecalentamiento:

  • Tiempo de encendido demasiado adelantado

  • Mezcla aire/combustible demasiado pobre

  • Sistema de inyección de combustible defectuoso

  • Agua de enfriamiento y lubricantes insuficiente

  • La presión aplicada al turbocargador es demasiado alta en un motor turbocargado

  • Apriete insuficiente de la bujía

  • Sedimentos acumulados en la cámara de combustión

  • Bujía demasiado caliente

Suciedad por plomo

Generalmente  aparece como  un sedimento café-amarillento en la punta del aislador, esto no puede ser detectado por un  multímetro a temperatura ambiental, la falta de encendido  se detecta cuando la bujía alcanza una temperatura entre 370°C y 420°C.






Depósitos
Si se acumulan depósitos en la punta de encendido, la temperatura de la bujía se elevará demasiado, y provocará pre-ignición dañando el pistón.







Vida Normal

Los electrodos desgastados tendrán dificultad para producir las chispas, no mostrará potencia el motor, y gastará más combustible, por lo que será necesario instalar bujías nuevas.

 

 


FUNCIONAMIENTO
La bujía tiene dos funciones primarias:

  • Quemar la mezcla aire/combustible

  • Disipar la Temperatura dentro de la cámara de combustión hacia el sistema de enfriamiento del motor (Rango Térmico).

Las bujías transmiten energía eléctrica que convierten al combustible en un sistema de energía. Una cantidad suficiente de voltaje se debe de proveer al sistema de ignición para que pueda generar la chispa a través de la calibración de la bujía. Este fenómeno es llamado “Desempeño Eléctrico”.
La temperatura de la punta de encendido de la bujía debe de encontrarse lo suficientemente baja como para prevenir la pre-ignición, pero lo suficientemente alta como para prevenir la carbonización. Esto es llamado “Desempeño Termal”, y es determinado por el rango térmico selecciónado.
Es importante recordar que las bujías no crean calor, sólo pueden remover temperatura. La bujía trabaja como un intercambiador de calor sacando energía térmica de la cámara de combustión, y transfiriendo el calor fuera de la cámara de combustión hacia el sistema de enfriamiento del motor. El rango térmico está definido como la habilidad de una bujía para disipar el calor.


La tasa de transferencia de calor se determina por:

  • La profundidad del aislador.

  • Volumen de gas alrededor

  • La construcción/materiales del electrodo central y el insulador de porcelana.


RANGO TÉRMICO
El rango térmico de una bujía no tiene relación con el voltaje actual que se transfiere a través de la misma. El rango térmico es una medida de la habilidad de la bujía para disipar el calor en la cámara de combustión. La medida del rango térmico se determina por diversos factores; el largo del aislador central de cerámica y su habilidad para absorber y transferir el calor de combustión, el material del aislador y el material del electrodo central.

  • Es la habilidad que tienen las bujías para disipar el calor existente en la cámara de combustión hacia el sistema de enfriamiento del mismo motor.

  • El rango térmico se expresa mediante un número.

  • Un número más bajo representa una Bujía de tipo caliente.

  • Un número más alto representa una Bujía de tipo frío.

  • El rango térmico es muy importante ya que una selección inadecuada de éste repercutiría en daños para el motor.

NOMENCLATURA BUJÍAS
nomenclatura.gif (80009 bytes)